Acerca De
Investigación
Objetivos
Estructura del CRAIC
Docencia
Asistencia
Programas y Proyectos Realizados
Jefaturas en cronología
Qué es el CRAIC
Servicios
Historia del CRAIC

Curriculums
Dra. Med. Sandra Nora González Díaz

Curriculums
Lista de Médicos
Enlaces de Interés
Ponte en Contacto con el CRAIC


Alérgenos de Ambiente Interior


Todas las alergias se deben a sustancias llamadas alérgenos.

Cada año, millones de personas sufren de síntomas alérgicos de temporada como congestión, picazón y goteo de la nariz, lagrimeo de los ojos. Sin embargo, muchos también sufren de alergias perennes, que producen síntomas todo el año. Las alergias perennes se deben a alérgenos de ambientes interiores, como excremento de ácaros caseros del polvo, caspa animal, excremento de cucarachas y mohos de interiores.

Control de ácaros del polvo

El polvo casero se compone de pequeñas partículas de material vegetal y animal dentro de la casa. Si bien esta mezcla no nos resulta atrayente, unas criaturas microscópicas llamados ácaros del polvo casero prosperan en ella. Los excrementos de estos ácaros son los factores desencadenantes más comunes de la alergia perenne y los síntomas de asma.

Los ácaros del polvo se hallan en toda la casa, pero prosperan especialmente con alto nivel de humedad y en áreas donde hay caspa humana (escamas de piel muerta). Los síntomas de la alergia a los ácaros del polvo pueden incluir congestión o goteo de la nariz con estornudos (particularmente en la mañana), picazón y lagrimeo de los ojos, tos y silbido al respirar.

Para reducir los ácaros del polvo, es importante controlar la humedad a menos del 50% en toda la casa usando un deshumidificador o aire acondicionado central o una unidad para la ventana. El alfombrado de pared a pared debe eliminarse lo más posible, especialmente el que se coloca sobre pisos de concreto. Los pisos de madera, baldosa o linóleo son mejores para los alérgicos. También pueden usarse alfombras pequeñas lavables si se lavan regularmente en agua caliente o se lavan en seco.

Dado que la gente pasa más tiempo en el dormitorio que en ningún otro cuarto, es esencial reducir los niveles de ácaros aquí. Encierre los colchones y almohadas en fundas herméticas, plásticas o de tela especial anti-alérgenos, las cuales se ofrecen en muchas tiendas de todo el país. La ropa de cama también debe lavarse semanalmente en agua caliente (130°F) y secarse en un secador caliente. En el caso de las camas de agua, lave regularmente el forro del colchón encima de la cama. Los plumones y las almohadas fabricados de materiales naturales como plumas de ganso o algodón deben cambiarse por fibras sintéticas o forrarse con fundas a prueba de alergias.

También es mejor tener superficies despejadas, y colocar elementos que acumulen polvo en cajones o alacenas cerradas. Evite usar el cuarto donde duerme como biblioteca o estudio. El uso de la aspiradora semanalmente puede ayudar a eliminar más los ácaros del polvo. Los alérgicos deben usar una aspiradora con un filtro de particulados de alta eficiencia (HEPA, high-efficiency particulate) o una bolsa doble, porque el uso de una aspiradora estándar o con filtro de agua revuelve el polvo en el aire. Los alérgicos también deben usar una mascarilla contra el polvo.

Control de la caspa animal

Al contrario de la creencia popular, la gente no es alérgica al pelo de un animal, sino a una proteína que se halla en su saliva, la caspa (escamas de piel muerta) u orina de los animales peludos. Estas proteínas se transportan en el aire en partículas diminutas, invisibles, que pueden aterrizar sobre el revestimiento de los ojos o la nariz, o inhalarse directamente a los pulmones. Los síntomas de la alergia animal pueden incluir estornudos, picazón y goteo de la nariz, picazón e inflamación de los ojos y la garganta. Picazón de la piel o urticaria o enronchamiento pueden también ocasionarse al tocar un animal al cual se es alérgico. Generalmente, los síntomas se producen rápidamente, a veces dentro de minutos después de haberse expuesto al animal. Para algunas personas, los síntomas pueden acumularse e intensificarse en ocho a 12 horas después de haber tenido contacto con el animal.

Un gato o perro produce una cierta cantidad de alérgeno por semana, y esta cantidad puede variar de un animal a otro. Todas las razas son capaces de desencadenar síntomas, no hay razas “hipoalergénicas” de gatos o perros. Los alérgicos muy sensibles pueden experimentar inclusive reacciones en lugares públicos si se ha transportado caspa animal en la ropa de algún dueño de mascotas.

La manera más eficaz de combatir los síntomas de la alergia animal es sacar a la mascota de la casa y evitar todo contacto. Mantener a un animal al aire libre es sólo una solución parcial, pues las casas con mascotas en el patio igualmente tienen más altas concentraciones de alérgenos animales. Antes de obtener una mascota, pase cierto tiempo con el perro o gato de otra persona para determinar si es alérgico.

Si ya tiene un animal al cual usted o un miembro de la familia es alérgico, trate de llevarlo donde un amigo o pariente no alérgico que pueda cuidarlo. Aunque esta separación puede ser difícil, es mejor para la salud suya y la de los miembros alérgicos de su familia. También puede considerar obtener una mascota como una tortuga, cangrejo ermitaño, pez, serpiente u otros animales sin pelo ni plumas.

Si no puede evitar la exposición al animal que causa sus síntomas de alergia, procure minimizar el contacto. Lo que es más importante es mantener a la mascota fuera del dormitorio y otros cuartos donde los alérgicos pasen mucho tiempo. Algunos estudios han demostrado que bañar a perros y gatos semanalmente puede reducir la cantidad de alérgenos existente en el hogar. Este tema sigue siendo controvertido, si piensa bañar a su mascota regularmente, consulte a su veterinario con respecto al cuidado de la piel del animal para evitar el exceso de sequedad.

Asimismo, pida a un miembro no alérgico de la familia que cepille a la mascota afuera para eliminar pelo suelto y alérgenos. Si bien la caspa y la saliva son la causa de los alérgenos de perros y gatos, la orina es la causa de los alérgenos de conejos, hámsters y conejillos de Indias; pida a un miembro no alérgico de la familia que limpie la jaula del animal.

Los alérgenos animales pueden acumularse en todas las superficies horizontales e inclusive las verticales en casa. Los colchones y cojines deben cubrirse con fundas plásticas con cremalleras a fin de evitar que se liberen los alérgenos. El aspirado no es eficaz para disminuir los alérgenos animales, porque no limpia los niveles más bajos de la alfombra. De hecho, revuelve las partículas dejando los pequeños alérgenos más al ras, moviéndose también a través de la aspiradora. El uso de un filtro para aspiradora HEPA o bolsas dobles puede ser útil. Al igual que con los ácaros del polvo, la mejor solución es contar con pisos de madera, baldosa o linóleo.

Reemplace la ropa de cama y los alfombrados con caspa animal en ellos. Puede tardar semanas o meses que las telas queden limpias de alérgenos, y los alérgenos animales pueden persistir un año o más después de que se haya ido el animal.

Control de las cucarachas

Las cucarachas han existido durante más de 300 millones de años. La mayoría vive en climas cálidos y tropicales, pero diversas especies viven en oficinas y casas.

Las cucarachas no son sólo visitantes indeseables en la casa una proteína de su excremento es un importante factor desencandenante de los síntomas de asma, especialmente en el caso de niños que viven en vecindarios urbanos densamente poblados. Para reducir los síntomas de asma, es importante eliminar las cucarachas.

Bloquee las áreas donde las cucarachas podrían entrar a la casa, incluidos los huecos, grietas de paredes, ventanas, zócalos o espacios en el piso, sótanos y puertas exteriores, así como desagües. Las cucarachas necesitan agua para sobrevivir y prosperan con altos niveles de humedad, así es que asegúrese de reparar y sellar todos los grifos y tuberías con fugas. Puede también convenirle pedir a un servicio de exterminación que recorra la casa cuando no esté su familia ni mascotas para eliminar las cucarachas restantes.

Las cucarachas se sienten menos bienvenidas en una casa limpia y seca. Para evitar que vuelvan, mantenga la comida en envases con tapas herméticas y guarde los platos de comida de las mascotas cuando terminen de comer. Aspire y barra el piso después de las comidas y saque la basura y los materiales reciclables con frecuencia. Use receptáculos de basura con tapa en la cocina. Lave los platos inmediatamente después del uso con agua caliente y jabonosa, además limpie debajo de las estufas, refrigeradores o tostadores donde se acumulan migas. Pase un paño a la superficie de la estufa y limpie las demás superficies de la cocina así como las alacenas regularmente.

Control de mohos interiores

Los mohos y mildiú de interiores prosperan en áreas de la casa con mayor humedad, como los sótanos húmedos y las ventanas del baño. Estos mohos generan pequeñas esporas que pueden desencadenar síntomas de alergia.

Afortunadamente, los mohos y mildiú de interiores se eliminan fácilmente una vez descubiertos. Use una solución de limpieza con un 5% de blanqueador y un poco de detergente. Si es visible el moho o mildiú en alfombrados o papeles tapiz, elimine estos artículos de la casa. Asimismo, repare y selle rápidamente los techos o tuberías con fugas. Nunca instale alfombrados directamente sobre pisos de concreto o húmedos, y evite guardar ropa, papeles u otros artículos en áreas húmedas.

El uso de deshumidificadores en sótanos húmedos puede resultar útil, pero generalmente no pueden controlar la humedad en la casa. Vacíe el agua de los deshumidificadores y limpie las unidades regularmente para evitar que se forme mildiú. Todos los cuartos especialmente sótanos, baños y cocinas, necesitan ventilación y limpieza constante para impedir el crecimiento de mohos y mildiú.

Consejos adicionales

Aunque sienta la tentación de “airear” los alérgenos de la casa, si abre las ventanas puede dejar entrar alérgenos exteriores como polen y esporas de moho. Use, en cambio, el aire acondicionado para limpiar, recircular y deshumidificar el aire de la casa.

También puede considerar el uso de filtros de aire en casa, muchos de los cuales pueden usarse en conjunto con los sistemas de refrigeración y calefacción de aire forzado que existen. Estos incluyen sistemas de filtros HEPA; filtros mecánicos con filtros de fibra de vidrio desechables estándar que deben cambiarse todos los meses; filtro de aire permanentes con deflectores que deben limpiarse periódicamente, así como filtros electrostáticos que utilizan las propiedades electrostáticas naturales del polipropileno y del poliéster para limpiar el aire. Las placas de filtros deben limpiarse frecuentemente, de lo contrario pueden producir ozono irritante. Tenga presente que si bien los filtros de aire y dispositivos pueden ser populares, ninguno ha demostrado científicamente que elimina los alérgenos y disminuye los síntomas de alergia o asma. En forma similar, la limpieza de conductos de aire, un procedimiento costoso, no ha demostrado ser eficaz para reducir los síntomas respiratorios. Es más eficaz implantar medidas de control ambiental para reducir los alérgenos.

Los alérgicos y asmáticos también deben evitar irritantes presentes en el aire, incluidos el humo del tabaco, los aerosoles, pinturas, perfumes, productos de limpieza u otros olores o emanaciones fuertes.

Tratamiento de alergias

Las medidas de control del ambiente interior deben enfocarse en los sitios donde se acumulan alérgenos. Formando un historial completo y realizando exámenes de alergias, si es necesario, su especialista en alergias puede ayudar a determinar cuáles alérgenos provocan sus síntomas. Las medidas de control del ambiente interior difieren en los ácaros del polvo, los alérgenos animales, las cucarachas y los mohos. Para aliviar sus síntomas, su especialista en alergias puede también recetarle los medicamentos adecuados, tales como antihistamínicos, descongestionantes o medicamentos contra el asma.

Los cambios a su ambiente interior pueden tardar un tiempo. Para comenzar, puede organizarse escribiendo una lista de prioridades. Los cambios progresivos producirán un ambiente interior menos alergénico, más fácil de limpiar y más saludable para toda la familia.
 
Su especialista en alergias/inmunólogo puede proporcionarle más información sobre polen y mohos en su área.


Educación Continua
Información para Pacientes y Padres
Para Médicos

Literatura sobre Alergias e Inmunología